LA ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE A BASE DE INSECTOS

Los desafíos que nuestro planeta enfrenta para el futuro están relacionados con el desarrollo de una alimentación sostenible que utilice de forma más responsable los recursos empleados para la producción de alimentos y los insectos son una gran alternativa para lograr ese objetivo.


En este artículo te explicamos por qué el consumo de insectos representa una buena opción para avanzar hacia una industria alimentaria más sostenible.


Más población, más producción alimenticia

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) estima que para 2030 la población mundial alcanzará los 9 mil millones lo que significa que la producción de alimentos tendrá que aumentar en un 70% para ese punto para alimentar a todas esas personas.


La FAO pronostica que el consumo de carne para 2030 aumentará lo que se traduce en mayor demanda de recursos para la crianza del ganado (agua, tierra y fertilizantes) lo que contribuye la presión al medio ambiente con la deforestación para crear campos de cultivo que servirán de alimento para ese ganado.


Los insectos al rescate

Los insectos están en todas partes, se reproducen rápidamente y poseen tasas elevadas de crecimiento, además de un impacto ambiental mucho menor al de la ganadería. Las ventajas para el medio ambiente en la producción de alimentos a base de estos animales son varias, entre ellas:


  • Los insectos pueden convertir 2 kilogramos de alimento en 1 kilogramo de masa de insecto mientras que el ganado requiere 8 kilogramos de alimento para producir 1 kilogramo de carne.


  • Los insectos pueden alimentarse de residuos biológicos como residuos alimentarios o de origen humano y pueden transformar estos residuos en proteínas de alta calidad.


  • Los insectos utilizan mucha menos agua que el ganado tradicional. Por ejemplo, para producir 1 kilogramo de productos Zofo a base del gusano Zophobas Morio, se necesita menos de un litro de agua.


  • La cría de insectos depende menos de la tierra que la actividad ganadera convencional.


Beneficios para la salud

El valor nutricional de los insectos es ampliamente conocido al proporcionar proteínas y nutrientes de alta calidad. La mayor parte de las especies contienen grandes niveles de ácidos grasos. También son ricos en fibra y micronutrientes como hierro, zinc, entre otros.


Granjas sostenibles

En distintas partes del planeta existen empresas que son referencia en el uso y cría de insectos desarrollados en granjas estandarizadas. La cría de insectos en este tipo de granjas ofrece grandes oportunidades de mejorar la alimentación sostenible, disminuyendo la huella ecológica de su producción.


Nuestra granja de Zophobas es una de las primeras en Latinoamérica que cuenta con la certificación ENTOTRUST, la cual avala la calidad del proceso de la crianza y desarrollo de productos a base de insectos.


Si bien los insectos ya forman parte de la alimentación de alrededor de 2, 500 millones de personas en todo el mundo, pronto pueden convertirse en un alimento aceptado en las dietas de las sociedades occidentales.

96 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo